cultivo de cannabis

Cuando pensamos en el cannabis nos imaginamos a Bob Marley fumando hierba en su idílica Jamaica natal. Según la policía, transportar cannabis es una operación menos arriesgada que traer hachís cocaína, porque para llevar un cargamento de hierba desde España hasta Francia, Italia, Holanda Alemania, no tienen que cruzar ni una sola frontera”. La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha presentado la nueva Encuesta sobre alcohol y drogas en España EDADES (2017-2018).
Vende semillas de decenas de variedades de ‘cannabis’, pero vigila, y mucho, su calidad, su porcentaje de tetrahidrocannabinol (THC), que debe ser prácticamente nulo para evitar problemas judiciales. Como ves, se trata de una inversión que se está poniendo de moda entre los que se quieren adelantar a la supuesta tendencia mundial a legalizar la marihuana.
El cannabis es una sustancia de clase B – cadena perpetua es posible por el uso y un máximo de 8 años por posesión (máximo 2 años para la primera ofensa por menores de 25 años de edad). semillas de northern lights que Luxemburgo acaba de anunciar que se plantea ser el primer país de la Unión Europea en legalizar el cannabis para uso recreativo.
El llamado fenómeno” de los clubes sociales de cannabis ha sido y es, dada la situación legal actual de esta sustancia; la única forma que las personas usuarias podían acceder a esta, sin acceder al mercado negro. Amsterdam la desechó, mientras que Maastricht, en la frontera con Alemania y Bélgica, dejó la prohibición e impuso multas en los propietarios de cafeterías de cannabis que desafiaran la prohibición sobre ventas de marihuana a extranjeros.
Asimismo, su existencia ha puesto de manifiesto una incontrovertible realidad social respecto al consumo de cannabis y ha construido un modelo, objeto de estudio a nivel internacional, en un momento de debate a nivel mundial sobre la necesidad de un cambio de orientación en políticas de drogas, basado en la prevención de los riesgos y la reducción de los daños asociados a su consumo y el respeto de los derechos fundamentales.
La posesión y consumo en lugares públicos sigue estando prohibida, pero la flexibilidad de la legislación ha permitido precisamente la proliferación de investigaciones en el ámbito medicinal y la creación constante de clubes sociales de cannabis , que son ya muy habituales en nuestro país.
Sin embargo, quizá los inversores están más despiertos de lo que parece: si se mira al sector de forma general, el Bloomberg Intelligence Canada Cannabis Competitive Peers Index, que agrupa las 54 compañías de marihuana más grandes del país, acumula en 2018 una curva negativa: cae un 28% en lo que va de año, borrando el subidón de 2017, cuando el índice había multiplicado por dos su valor.
El cannabis medicinal en España está a punto de pasar por una de sus etapas más importantes, ya que Alcaliber, una de las farmacéuticas más importantes del país, ha firmado una alianza internacional con Canopy Growht Corporation. En el registro de la misma se intervinieron 800 gramos de opio, 384 gramos de hachís, 155.000 gramos de marihuana seca lista para su consumo y 75.000 plantas.
Los investigadores insisten en que se está convirtiendo en un problema creciente de salud pública también en los países de altos ingresos”, principalmente en comunidades donde las condiciones de higiene son malas, lo que favorece la diseminación de los huevos del parásito.
El olor, muy fuerte y que los denunciantes no aguantaban más, condujo al descubrimiento e incautación de cuatro plantas de marihuana en un tercer piso de un edificio de la calle General Aranda, en Las Huesas. Sin embargo, el consumo de drogas blandas está socialmente aceptado en España.
En paralelo, en los últimos años han proliferado por todo el estado clubes sociales de fumadores de cannabis (con carácter recreativo en su inmensa mayoría) donde los consumidores se agrupan y adquieren la marihuana el hachís de manera conjunta para intentar esquivar la ley.
En este sentido, el Senado de México, a través de su Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques (CEIGB), considera que la legalización del cannabis en sus vecinos del norte establece un nuevo paradigma que obliga a revisar las políticas actuales sobre drogas.