semillas northern lights

Una de las firmas más influyentes de Silicon Valley ha decidido invertir en una empresa dedicada a la firma Funders Found es conocida en el mundillo por estar detrás de compañías como apoyo económico y moral está facilitando la legalizació de la marihuana en Estados Unidos. El profesor de la Universidade de Vigo Manuel Isorna, autor de un libro sobre los riesgos del cannabis, advierte que el incremento del autocultivo de plantas de marihuana, propiciado por el fácil acceso a las semillas (pueden adquirirse de forma legal por Internet en las distintas grow shops que hay en Galicia, aunque no está permitida su germinación), contribuye al alza del consumo.
La operación se inició tras tener conocimiento el EDOA de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba de la posible existencia de un grupo de personas que estarían dedicándose a producir marihuana de manera intensiva y en cantidades suficientes como para abastecer de esta droga a toda la provincia.
En Pizarra fueron halladas 1.885 plantas en tres viviendas que tomaban la luz de la red pública de forma fraudulenta. En semillas de marihuana feminizadas para exterior , tenemos numerosa evidencia científica sobre los efectos de la marihuana CBD. En España, un 9,5% de la población declara haber consumido cannabis en algún momento en el último año, cifra que cae hasta el 7,3% si se pregunta por el último mes y hasta el 2,1% si se buscan consumidores diarios.
Incluso, Iglesias propone que podría lanzarse una “denominación de origen” española para surtir con un sello de calidad los circuitos legales de consumo en otros países. Un alto cargo de la Unidad Antidroga de Bilbao , que el año pasado realizó 47 operaciones y 49 detenciones, recuerda que «somos animales de costumbres y, más allá de las modas, existen unas drogas habituales».
Desde la Federación de Asociaciones Cannábicas (FAC) consideran que en lo que respecta a una posible legalización, el panorama queda tal y como estaba. Lo aconsejable para saber un número aproximado de plantas es que cada uno calcule la cantidad que se fuma al año y después, a partir de esa cantidad tendremos en cuenta la calidad, el tamaño y la cantidad de plantas.
Por ejemplo, en algunos países asiáticos la posesión de cannabis puede dar lugar a penas de prisión de varios años. Sin embargo, hubo un momento en el que el proceso fue a la inversa, hablamos de la ilegalización del cannabis, que forma parte de nuestra historia más reciente y en la que intervinieron varios factores e intereses.
La industria cannábica española siempre se ha movido en ese complejo espacio entre lo que es legal y lo que no lo es. Nuestra vetusta y prohibicionista regulación está a años luz de los estados democráticos que han regulado el uso medicinal recreativo, pero lideramos uno de los mercados legales más florecientes y celebramos el encuentro cannábico más importante a este lado del charco.
En noviembre adquirió casi 20.000 acciones por 370.000 dólares y un mes después otras 10.000 por 114.000 dólares, en ese periodo las acciones habían subido más de un 60%. En el contexto que incorpora la proposición no de ley se recoge la situación legal del cannabis en el panorama internacional, donde el único país abiertamente tolerante” es Holanda.
Para no entrar en conflicto con la legislación actual, Magu CBD define su actividad como la de una tienda de aromaterapia y, aunque actualmente cierra convenios de trabajo con médicos, neurólogos fisioterapeutas, no puede por el momento recomendar explicar las posibles formas de consumo de sus productos.
Además los agentes consultaron a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, para comprobar si la empresa tenía autorización para el cultivo de cannabis con fines terapéuticos, medicinales, complementos alimenticios cosméticos, y comprobaron que ni la citada sociedad ni su administrador disponían de dicha autorización.
Actualmente en España, existen alrededor de 1.500 tiendas físicas de cultivo y objetos para el uso del cannabis, así como unos 1.200 clubes sociales. Estos “socios” vienen a ser los eslabones intermedios que tienen conexiones con los grandes compradores que se encargan de la distribución de la marihuana en otros países.